C21 BCN Nigromante – Capítulo 37

Dennis

Ver a Zohe en el suelo, con espasmos, con su cabeza dando giros forzados hacia un lado, rechinando los dientes y perdiendo el control de su vejiga, me parte el alma y sé con toda certeza que como le suceda algo grave, voy a matar a Pedro con mis propias manos. Lo juro. Pero ahora solo me preocupa ponerla de lado, cómo evitar que Zohe se muerda la lengua o los labios, y que no se haga daño en la cabeza. Por suerte este puto suelo es una colchoneta, pero aun así cojo un cojín grande y se lo pongo debajo de la cabeza. Como si fuera una ayuda del Todo, el palito mágico, que siempre lleva a todas partes, le puede evitar daños graves cuando lo cojo y se lo pongo entre los dientes.

─Ve a buscarlas y que traigan el bolso de Zohe –le exijo a Pedro reprimiendo las ganas que tengo de partirle el cuerpo en dos.

Qué difícil se me hace esperar a que se le pase el ataque. Sé que no han pasado ni dos minutos, pero necesito hacer algo además de vigilarla. Llamo a Morfeo, quien, aunque está especializado en anestesia no deja de ser un médico, al fin y al cabo, le digo lo que ha pasado desde que se ha llevado a Ángel, y él me explica que, si las convulsiones se prolongan más de cinco minutos, debo llamar a una ambulancia, pero lo normal es que se le pasen antes. También me dice que, si supera antes el ataque epiléptico y se despierta, Zohe no recordará qué le ha pasado y es probable que no recuerde dónde está ni dónde vive como consecuencia de la confusión. Insiste en que es muy importante que esté acompañada, y se sienta lo más cómoda y apoyada posible cuando despierte. Si este ha sido su primer ataque, será un duro golpe psicológico para el que la comprensión es fundamental. Antes de colgar me recomienda el neurólogo, con el que él trabaja y a quien considera el más adecuado, para ayudar a Zohe a que sepa qué y por qué le ha pasado esto, de la mejor manera.

Viendo que han pasado cuatro minutos, no puedo esperar más y llamo a una de nuestras ambulancias.

Aixa llega acompañada de Berta, se queda paralizada y empieza a llorar en cuanto ve a Zohe. Berta, en cambio, corre hacia ella y la paro cuando llega a mi altura.

─ No debemos tocarla, pero la ambulancia está de camino. El hijo de puta de Pedro la ha drogado y le ha dado un ataque. Ahora me la llevaré a la Teknon y estará en buenas manos. Si tiene algo, aunque tenga que cruzar medio mundo, te juro que la tratará el mejor. ¿Sabes si ha tenido antes algún ataque?

Berta responde no con la cabeza, regresa donde está Aixa, le quita el bolso de Zohe, saca el teléfono móvil y hace una llamada.

─Alex, cariño… no soy tu princess. No te preocupes pe… y…Alex…espera…sí, tranquilo. Zohe está bien, pero la han drogado…Alex, por favor…no puede ponerse…le ha dado un ataque epiléptico…tranquilo, ahora llegará la ambulancia ¿le había dado alguno antes?… Ya, pero aquello fue una reacción alérgica y no convulsionó…Ya…la llevarán a la Teknon… Ahora estamos en Razzmatazz ¿y tú?… llegas antes a la Teknon… Yo iré con la ambulancia…Vale. Nos vemos allí, Alex.

─No sé si ha sido buena idea llamarle antes de saber si esto es grave –le digo recordando que Alex no fue el que llamó a Zohe cuando su padre había muerto.

─Se ha hecho la única llamada necesaria, Dennis –me contesta como si lo estuviera haciendo en nombre de otra persona.

A los pocos minutos llegan los paramédicos, le inyectan un sedante, y Berta insiste en vestirla y en hacerlo sin limpiarla. Nosotros nos vamos a la clínica en la ambulancia y Aixa nos sigue con su coche.

─Bien hecho, Kenari –susurra Berta al oído de Zohe mientras le acaricia el pelo–. Bien hecho.

Sostengo la mano de la persona que me hace sentir algo que sé que no podré sentir por nadie más en esta vida ni en las siguientes. Mi alma gemela tendrá que aprender a vivir con ello, porque la parte de Zohe que ha quedado impresa en mí estará en mi Uno para siempre en el Todo.

¿FIN?

 

2 comentarios en “C21 BCN Nigromante – Capítulo 37

    1. Perdona el retraso en mi respuesta, Espe! Mi vida personal ha experimentado cambios importantes que han afectado directamente a mi estado de ánimo, y por consiguiente a la finalización del tercer libro. Que sepas que estoy en ello y me he propuesto tenerlo para finales de este año!!!
      Muchas gracias por leerme y por tu interés…son de esas cosas que me empujan al teclado 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *