Archivos mensuales: febrero 2014

C21 BCN Alma Cautiva – Capítulo 16

La amistad es un alma que habita en dos cuerpos; un corazón que habita en dos almas.

Aristóteles

Antes de entrar a la discoteca, picamos algo ligero para aguantar mejor los tres o cuatro cubatas que sabemos que van a caer. El tiempo vuela al ritmo del son latino. A pesar de las semanas que han pasado sin que practiquemos, Alex y yo seguimos coordinados y nuestros movimientos son fluidos y sensuales. Al vernos bailar, menos los asiduos que nos conocen hace tiempo, la mayoría piensan que somos pareja y viéndome a través de sus ojos yo también lo pensaría. Es más pensaría que somos una pareja envidiable. A nuestra manera, es verdad que lo somos. Continue reading

C21 BCN Alma Cautiva – Capítulo 15

Suena el despertador y mi batería corporal aún no está al cien por cien. A duras penas paro la alarma del móvil y dejo marcado que vuelva a sonar en media hora. Seguiría durmiendo pero tengo ganas de contárselo todo a Alex. Cuando salgo del baño, mi cuerpo me dice que el aroma a tomate, cebolla y atún proveniente de la cocina es justamente lo que necesitamos. Continue reading

C21 BCN Alma Cautiva – Capítulo 14

El alma descansa cuando echa sus lágrimas; y el dolor se satisface con su llanto.

Ovidio

Corro y sigo corriendo sin rumbo hasta que no puedo respirar. Una roca sube por mi diafragma, oprime mis pulmones, rasga mi garganta e irrumpe en mi boca en forma de llanto. No sé el porqué estoy llorando de esta manera. ¿Es por su rechazo?¿Por saber que se ha acabado el mejor sexo de mi vida? ¿Por saber que no volveré a sentir con nadie lo que siento estando con él? Continue reading

C21 BCN Alma Cautiva – Capítulo 13

–          ¡Zohe! ¡Zohe! Despierta.

Cuando abro los ojos estoy estirada en el futón de la planta superior y veo a Dennis, como un dios, sentado a mi lado con una infusión en las manos y la mirada más generosa y penetrante de mi vida.

–          ¿Estás bien? Tómate esto – me pone la taza entre mis manos –un té negro te sentará bien.

–          ¿Qué ha pasado? – aturdida acepto el té y le doy un buen sorbo.

–          Has perdido el conocimiento, Zohe. Continue reading