Archivos mensuales: enero 2014

C21 BCN Alma Cautiva – Capítulo 12

El tiempo ha pasado volando y ya son las diez y media de la noche. Aprovechando el trayecto en taxi al piso de Dennis, le envío un whatsapp a Alex con un resumen en titulares de mi movidito y más que completo día. Mañana, en cuanto tenga ocasión, le explicaré todo con calma, leeremos y estudiaremos a fondo el estudio del misterioso símbolo lacrado y saldremos de fiesta para que Alex cace a su próxima víctima. Tras varios giros por callejuelas estrechas cerca de la Plaça de la Merçè, el taxi me deja justo en la puerta de la dirección que me ha dado Dennis. Continue reading

C21 BCN Alma Cautiva – Capítulo 11

Así como los ojos de los murciélagos se ofuscan a la luz del día, de la misma manera a la inteligencia de nuestra alma la ofuscan las cosas evidentes.

Aristóteles

Son las 19:05h lo que significa que llego cinco minutos más tarde de la hora que tenía concertada con el experto en símbolos. A pesar de ello, la chica que me abre la puerta me recibe con una agradable sonrisa. El despacho no es muy grande, una recepción con sillones, una mesa baja en el centro, decorada con un mosaico de láminas con símbolos preciosos, el despacho de la secretaria, una puerta que supongo será el baño y otra que imagino será el despacho del experto. Continue reading

C21 BCN Alma Cautiva – Capítulo 10

Dennis se ha esmerado en los preparativos. Un montón de velas repartidas por todo el salón, algunas en preciosos candelabros, barritas de humeante incienso, una música que parece específica para este tipo de sexo, un cuenco con aceite de masaje en un lateral de la alfombra del salón, un mullido cojín en otro, el frutero con pedazos de fruta en otro, una enorme pluma roja y él, escultural y perfecto, en el centro de la alfombra con su pelo recogido parecido a una coleta-moño, sentado sobre sus pies con las rodillas separadas, paseando sus ojos por mi cuerpo haciéndome un escáner hasta acabar clavados en los míos.  Continue reading

C21 BCN Alma Cautiva – Capítulo 9

Todos o casi todos distinguen el alma por tres de sus atributos: el movimiento, la sensación y la incorporeidad.

Aristóteles

Cuando llegamos a zona de curvas, observo el abrupto relieve del Pallars donde encinas, robles, hayas, abetos y pinos rojos empiezan su particular desfile. Nos desviamos por un camino de tierra a la derecha de la carretera y lo seguimos hasta una cabaña de madera en medio de una gran explanada. Entramos en un cobertizo, dejamos el coche justo al lado de una camioneta 4×4 con grandes faros encima de la cabina, refuerzos por todos los lados y una gruesa lona cubriendo la parte trasera. Continue reading